Torres-Dulce afirma que España tiene el peor Código Penal de toda Europa

23/02/2018

El ex fiscal general del Estado Eduardo Torres-Dulce ha manifestado hoy que "vivimos en una sociedad inquisidora demandante de más actuación del Código Penal", lo que a su juicio muestra "un gran atraso social de nuestra democracia" y ha criticado duramente este texto, "el peor de toda Europa".

El jurista ha hecho estas declaraciones durante su ponencia en el Colegio de Abogados de Madrid para presentar el documento La calidad del sistema jurídico como clave del crecimiento económico y del progreso social, una publicación editada por el Círculo de Empresarios en la que ha participado junto a otros expertos.

Según explica Efe, Torres-Dulce ha descrito la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal como un texto "muy deficiente" y difícil de cumplir, pues se trata de un texto "hipertécnico" que, además, está lleno de "blancos penales" que habría que rellenar y que presenta "desconexión" entre conductas y sanciones.

El ponente ha comentado también que este Código Penal, que ha experimentado 30 modificaciones desde 1995, batiendo así un récord Guinness "negativo", es "el peor de toda Europa" y presenta un "enorme desorden" a la hora de que el intérprete pueda abordarlo.

El jurista ha explicado también que entre el 85% y el 87% de los procesos que se llevan a Sala acaban por no necesitar de la aplicación del Código Penal, y que esta situación lo que hace es alimentar más el impacto mediático que repercutir realmente en la Administración de Justicia.

También ha criticado el ex fiscal general las filtraciones a la prensa que se producen durante las fases de instrucción de algunos procesos, que acaban creando juicios paralelos y son una "enfermedad sistémica que hay que abordar".

Torres-Dulce ha pedido que se reforme el sistema jurídico en muchos aspectos, pero que para ello la Administración de la Justicia se rija por "trabajos de campo" al respecto, porque "no es tan sencillo dar planteamientos que van a regir la calidad de vida del país".

Él mismo ha recordado durante su intervención que, cuando era fiscal general del Estado, se preocupó de remitir a todos los partidos políticos el Libro Blanco del Ministerio Fiscal 2013 que contenía diagnósticos de situación y propuestas en campos concretos, y ni siquiera obtuvo acuse de recibo.

"Si se ignoran los datos, difícilmente se puede hablar de reformas en la Administración de la Justicia", ha sentenciado el ex fiscal general.