Los bufetes exigen más reformas para fortalecer la economía

09/01/2018

Los despachos de abogados consideran básico emprender nuevos cambios que fomenten la competitividad de las empresas, dinamicen el mercado laboral y aceleren la transformación digital.

Preguntas

  1. ¿Cuáles son los principales retos económicos que es necesario afrontar durante el año 2018?
  2. ¿Y a nivel legislativo? ¿Qué cambios deberían plantearse?

Tras las profundas reformas acometidas durante la crisis, los bufetes consideran que hay que continuar por esta senda de mejoras para fortalecer la economía. Se trata, a su juicio, de la mejor forma para que las empresas ganen en competitividad y, de esta manera, el empleo y las condiciones laborales también se vean estimulados. Sin embargo, el Gobierno tendrá por delante un año intenso en cuanto a producción legislativa, ya que tiene la obligación de transponer directivas clave de la UE, desde protección de datos a mercados financieros.

Fernando Vives

Presidente ejecutivo de Garrigues

  1. Es fundamental consolidar la recuperación económica. Aunque se ha reducido significativamente en el último año, el desempleo continúa siendo el gran reto de la sociedad española: tenemos que seguir combatiéndolo a la vez que mejoramos las condiciones salariales. Sólo de este modo lograremos que la demanda interna repunte y sea la base de un sólido crecimiento del PIB. Avanzar en la productividad de las empresas, sobre todo de las pequeñas y medianas, y aumentar su tamaño para hacerlas más fuertes y competitivas, son otros de nuestros desafíos. Como también lo es una apuesta decidida por la industria y un ensanchamiento de nuestra base exportadora para poder afrontar mejor los vaivenes de la economía. Para tener éxito en todo ello, la estabilidad política será clave.
  2. Las circunstancias electorales y políticas de los últimos meses han provocado la reducción de la actividad normal del Parlamento. Entre otras consecuencias, esta situación ha provocado un importante retraso en el ritmo de transposición de la normativa comunitaria al derecho español. Si el Parlamento recupera en 2018 su ritmo normal, será un año de gran actividad legislativa, como ha anunciado el gobierno, con al menos 21 leyes y 23 reales decretos que transpondrán distintas directivas en muy diversos ámbitos, y supondrán la reforma en una parte importante de nuestro ordenamiento: desde el Código Penal hasta la ley de marcas, pasando por diversas normas que impulsarán la agenda digital, la ley del mercado de valores, la de resolución extrajudicial de conflictos, la reguladora de los medios de pago o la ley orgánica reguladora de los derechos y libertades de los extranjeros en España. Además, habrá que ver el desarrollo de las distintas propuestas políticas de reforma del sistema de financiación autonómica e, incluso, del inicio de una eventual reforma constitucional.

Rafael Fontana

Presidente ejecutivo de Cuatrecasas

  1. En 2018, un entorno externo favorable, marcado por el crecimiento de las economías emergentes, los precios del petróleo y tipos de interés todavía bajos, seguirán apoyando la recuperación. Los estímulos monetarios irán desapareciendo en un mercado al alza en el que la inversión residencial seguirá sorprendiendo positivamente. En el lado negativo, seguimos sufriendo la lacra del desempleo y la desigualdad ha aumentado durante la crisis. Es necesario asegurar el crecimiento, pero también una economía más inclusiva.
  2. Un entorno de mayor incertidumbre va a hacer necesarias reformas que reduzcan las vulnerabilidades de nuestra economía. Específicamente serían muy beneficiosas reformas que mejoren nuestra competitividad, medidas que atajen el problema del excesivo endeudamiento de las finanzas públicas y, por supuesto, seguir avanzando en la reforma laboral, que ha mejorado la flexibilidad en las empresas, pero estas medidas no han sido suficientes para incentivar el contrato indefinido.

Luis de Carlos

Socio director de Uría Menéndez

  1. En términos económicos, el balance del año 2017 es positivo y, según vemos en los indicadores, la previsión es que en 2018 se mantenga la tendencia. Sin embargo, la principal amenaza al crecimiento económico es que continúe la incertidumbre política en Cataluña, por lo que pueda afectar a la inversión, al consumo y al turismo. En el contexto internacional, un posible endurecimiento de la política monetaria del BCE podría perjudicar a la economía española por su nivel elevado de deuda pública y de los hogares.
  2. Hay un acuerdo generalizado sobre la necesidad de reformar el sistema de pensiones, ya que debe adaptarse a la nueva realidad demográfica del país, que, según apunta la OCDE, tendrá un ratio de 76 pensionistas por cada 100 personas en edad de trabajar en 2050. Hay otros retos a la vista y que están ya en discusión, como la reforma de la ley de financiación autonómica o, incluso, la de la Constitución. En todos los casos es fundamental alcanzar el máximo consenso político entre los diferentes actores.

Joaquín Latorre

Socio director de PwC Tax & Legal Services

  1. El principal desafío pasa por consolidar y prolongar en el tiempo los actuales niveles de crecimiento económico y despejar aquellas incertidumbres, fundamentalmente políticas, que pueden ponerlo en riesgo. Además, es necesario profundizar en la lucha contra el desempleo y en la dinamización del mercado de trabajo para conseguir rebajar nuestra tasa de paro y acercarla a la media europea.
  2. Desde el punto de vista normativo, España necesita poner en marcha medidas para impulsar la inversión empresarial, potenciar la innovación y el desarrollo, así como la internacionalización de nuestras empresas. Pero junto con estas iniciativas de apoyo a la economía productiva, sería importante desarrollar otro tipo de reformas encaminadas a reforzar la seguridad jurídica y la predictibilidad del ordenamiento en nuestro país.

Luis Fernando Guerra

Socio director de Deloitte Legal

  1. Los desafíos que tenemos por delante son consolidar el crecimiento reduciendo el número de desempleados; fortalecer la digitalización y seguir favoreciendo la innovación tecnológica de la economía; y adaptarnos a las nuevas generaciones de profesionales. Pero sin ninguna duda, el principal reto es que consolidemos el crecimiento de nuestra economía como parece que ya lo estamos haciendo, superando las incertidumbres políticas. Los esfuerzos y los deberes bien hechos verán sus resultados durante este 2018.
  2. En este sentido, esperamos que España siga siendo un país atractivo para los grandes inversores internacionales, en especial en sectores clave como el inmobiliario, el financiero, el turístico o el tecnológico.
  3. El gran reto, desde el punto de vista legislativo, seguirá siendo construir un marco jurídico estable que ofrezca la necesaria seguridad jurídica para que nuestro país continúe como un destino atractivo para los inversores.
  4. Hay sobre la mesa proyectos, según el Plan anual normativo de la Administración General del Estado para 2018, que tienen como objetivo aumentar esa seguridad jurídica, en aras de una actividad empresarial eficaz y con menos incertidumbre para los inversores.

Alberto Estrelles

Socio director de KPMG Abogados

  1. Las empresas tendrán que seguir gestionando la incertidumbre y anticipar el cambio que derivan de la situación política local e internacional y de la transformación digital. Seguirán apareciendo nuevos retos regulatorios, de ciberseguridad o de talento y empleo. España, además, tiene ante sí el reto de incrementar su competitividad a través del crecimiento del tamaño de las empresas y de su productividad, así como fomentar la innovación.
  2. En el ámbito financiero será protagonista la ley de mercado de valores, que transpondrá Mifid, así como las normativas relativas a distribución de seguros, servicios de pago, sistemas de resolución extrajudicial de conflictos, y planes y fondos de pensiones. En materia fiscal esperemos que se produzca la reforma del sistema de financiación autonómica y de las Haciendas locales.

Federico Linares

Consejero delegado de EY en España y socio director de EY Abogados

  1. Los principales retos económicos para 2018 van a ser consolidar la recuperación económica, aumentar nuestra competitividad, continuar atrayendo la inversión extranjera y crear empleo corrigiendo la desestacionalización. Sin olvidarnos, por supuesto, de la necesidad de seguir reduciendo el endeudamiento (público y privado) y de configurar un sistema de pensiones sostenible.
  2. El reforzamiento de la seguridad jurídica y, sobre todo, la apuesta por la innovación, las nuevas tecnologías y la transformación digital serán clave para incrementar la competitividad y aumentar el ritmo de crecimiento.
  3. Los retos se centrarán en completar las reformas normativas impulsadas a raíz de la crisis. Entre ellas, en el marco de la unión bancaria, la implementación de Basilea III y la posible construcción de un sistema europeo de garantía de depósitos. También la adaptación de la prestación de servicios de inversión a Mifid II, con novedades en gobernanza de productos, transparencia y en el asesoramiento al inversor; completar la transposición de la directiva de servicios de pago y avanzar en la unión del mercado de capitales. Otros retos serán la reforma del modelo de financiación autonómica y la aplicación del reglamento de protección de datos.

Rodrigo Ogea

Socio director de Baker McKenzie en Madrid

  1. La economía digital y la innovación continuarán siendo clave para el crecimiento, la creación de empleo y la competitividad de nuestras empresas. Los inversores han sido cautelosos en los últimos meses, pero el crecimiento se encuentra en una senda de clara recuperación, impulsada por la evolución de las valoraciones de los activos, el comercio mundial y las condiciones de financiación. En el marco de esta creciente confianza prevemos un alza de la actividad transaccional y las salidas a Bolsa.
  2. El próximo año estaremos atentos a novedades legislativas de relevancia en materia de contratación del sector público, protección de datos y secretos comerciales, cambio climático o transición energética, entre otras. En el ámbito de la financiación autonómica, asistiremos al reto de abordar una de las reformas pendientes más relevantes y de mayor complejidad, que requerirá un importante capital político para configurar un modelo de descentralización tributaria sostenible y con una mayor homogeneización.

Jaime Velázquez

Socio director de Clifford Chance

  1. Las principales áreas de trabajo para 2018 se centran en una mayor competitividad, implementando reformas que aumenten el tamaño de las empresas y mejoren el capital humano, y en el desarrollo de los niveles de endeudamiento, que aseguren la sostenibilidad de las finanzas públicas. Además, el gran reto en nuestro país es la digitalización de las corporaciones y de la propia economía.
  2. La necesidad de racionalizar la actividad de producción normativa y, al mismo tiempo, mejorar la calidad, la claridad y la predictibilidad de nuestras normas constituyen el gran desafío del legislador. Todos los sectores industriales, muchos de ellos altamente regulados, están experimentando una gran transformación.

Íñigo Berricano

Socio director de Linklaters

  1. Mantener el nivel de crecimiento y de competitividad de la economía española. No se puede hacer bajando los salarios; es necesario mejorar la productividad y eso pasa por una mayor inversión en formación e innovación. Nuestro tejido económico se basa en las pymes y hay que invertir en su crecimiento, ganar tamaño y fomentar sus vías de financiación y de expansión internacional.
  2. Se esperan importantes reformas legislativas para trasponer varias directivas europeas, entre otras, en materia de legislación bancaria, servicios de pago, contratos de crédito inmobiliario o anti evasión fiscal y de adaptación de la normativa del mercado de valores a Mifid II. Es deseable que se produzca una modificación de la Constitución, que ofrezca una alternativa al debate territorial actual: clara definición de las competencias del Estado y de las CCAA, un sistema de financiación actualizado y una reforma del Senado como cámara de representación territorial con nuevas competencias y nueva fórmula de elección.

Carlos Rueda

Socio director de Gómez-Acebo & Pombo

  1. Las previsiones para 2018 son de mantenimiento de la tendencia de crecimiento, incluso por encima de la media de la UE. En este escenario los principales retos serán la consolidación del empleo, la recuperación sostenible de la construcción, las medidas de fomento de la productividad y competitividad, y la transformación digital. Habrá que estar atentos a nivel global en el impacto del Brexit y la posible inestabilidad en Oriente Medio y Corea así como en el aspecto interno a la crisis política catalana.
  2. Destacan la ley de crédito inmobiliario, la del cambio climático y transición energética, la ley de transposición de la directiva 2014/65/UE, relativa a los mercados de instrumentos financieros, la ley del sistema institucional de resolución extrajudicial de conflictos en el ámbito financiero y, en materia de financiación autonómica, la norma de modificación de la Ley 22/2009.

Alfonso Carrascosa

Presidente de Legálitas

  1. Fortalecer más el tejido empresarial será vital para asegurar el crecimiento, aumentar el empleo y mejorar los índices de competitividad. Conseguirlo pasará por fomentar más y mejor el emprendimiento, apoyar a las start up y ayudar a los negocios a innovar y crecer. Mejorar las infraestructuras, potenciar el turismo o aumentar la financiación por parte de los bancos serán otros retos a asumir, siempre que la estabilidad política y social nos permita afrontarlos realmente.
  2. No cabe duda de que el gran reto legislativo será la reforma de la Constitución Española. En cuanto a proyectos legislativos hay que destacar el de la ley orgánica de protección de datos.

Lucas Osorio

Socio director de Hogan Lovells

  1. Llevamos cuatro años de recuperación económica y un buen contexto internacional, que está siendo aprovechado por las empresas españolas. No olvidemos que las exportaciones representan el 34% del PIB español. No obstante, cada cierto tiempo surgen dudas e incertidumbres políticas que afectan al mundo de los negocios. Seguramente se trata de un fenómeno que está aquí para quedarse. En cualquier caso los principales retos económicos para España siguen siendo la creación de empleo, el aumento de competitividad y la minimización de la deuda externa.
  2. Entre las reformas significativas previstas, quizá haya que destacar el reglamento del Registro Mercantil y la ley de modernización de obligaciones y contratos. También será muy importante la implantación de la nueva normativa de adaptación en materia de protección de datos. El reglamento europeo de protección de datos, más allá de ser una mera actualización de la normativa vigente, supone una profunda revisión de las bases legales del modelo europeo de protección de datos. Entre las normas que el Ejecutivo pretende elaborar y aprobar destacar el reglamento de desarrollo de la ley de transparencia.

Ignacio Ruiz-Cámara

Socio codirector de Allen & Overy

  1. El principal reto es tener la capacidad de gestionar la incertidumbre que se deriva de la relativa inestabilidad política y consolidar el ya confirmado proceso de recuperación económica. Los datos básicos macroeconómicos siguen muy favorables y permiten estimar un ritmo de crecimiento del PIB próximo al 3% en 2018, sostenible en los siguientes años. Nuestra economía es hoy más real y sólida que hace diez años. Para un inversor extranjero, España es una economía recuperada, más abierta y resistente, comprometida con la UE.
  2. Asegurar la estabilidad y seguridad jurídica será un gran reto en los próximos años. Es fundamental no revertir, sobre todo, las reformas laborales y fiscales que han permitido a la economía española abrirse al exterior con ventaja y profundizar en ellas a la vista de la confianza que han suscitado en los inversores internacionales. Además, nos encontramos con un entorno normativo de mayor complejidad, lo que también exigirá potenciar los recursos de los tribunales para dar respuestas más ágiles.

Pedro Pérez-Llorca

Socio director de Pérez-Llorca

  1. Aunque hemos conseguido recuperar el PIB hasta los niveles anteriores a la crisis, debemos completar la recuperación del empleo y hacerlo en sectores de futuro, ligados al conocimiento. Además, destacaría la necesidad de aprender a detectar el próximo cambio de ciclo con anticipación, y prepararnos para amortiguar sus efectos. La última vez no nos fue bien. Por último, me parece muy importante revertir la salida de empresas de Cataluña y evitar la pérdida de valor del hub de Barcelona, que es uno de los grandes activos de España. Creo que dependerá en muy gran medida de las decisiones de los ciudadanos y políticos catalanes.
  2. La primera ley que necesitamos es la de presupuestos. Además, España debe trasponer varias directivas, como la cuarta contra el blanqueo de capitales y debe adaptar Mifid II. Asimismo, esperamos que se desbloquee el anteproyecto de ley del mercado de valores, la reforma del reglamento del Registro Mercantil o la propuesta de texto refundido de ley concursal.

Hugo Écija

Presidente ejecutivo de Ecija

  1. El desarrollo económico digital presenta también un gran reto para la economía nacional, donde todas las industrias se encuentran ante un gran reto de transformación digital, no sólo el sector jurídico. Ese desafío es especialmente relevante para España en el sector servicios, donde los distintos agentes deben acomodarse a las nuevas exigencias marcadas por la tecnología, los consumidores y el propio mercado.
  2. El 25 de mayo de 2018 es la fecha señalada para la exigibilidad del nuevo reglamento europeo de protección de datos, que representa importantísimas novedades para las empresas en el tratamiento de datos de carácter personal. Junto al RGPD, se encuentra también en fase de aprobación el reglamento eprivacy. En el ámbito tecnológico, es relevante la directiva de servicios de pago. La irrupción tecnológica-digital en el área financiera y del pago y la aparición de nuevos actores financieros han propiciado la nueva normativa.

Pilar Menor

Socia directora de DLA Piper

  1. Las previsiones de crecimiento económico para España en 2018 son muy favorables y todo apunta a que, salvo por la existencia de un "nubarrón" provocado por la situación de incertidumbre en Cataluña, las grandes operaciones e inversiones van a volver a nuestro país. El mercado de valores es una de las áreas donde va a haber líneas interesantes. En materia laboral es previsible un incremento tanto de la labor inspectora como de los litigios derivados de eventuales incumplimientos de la normativa relativa a jornada laboral como consecuencia de la posible reforma del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores.
  2. Uno de los principales retos legislativos para el próximo año será sin duda la entrada en juego del reglamento general de protección de datos. Implicará algunas medidas y cambios tales como el establecimiento de un régimen sancionador, cuyo incumplimiento podrá dar lugar a sanciones más severas; un modelo de consentimiento más activo para el tratamiento lícito de los datos personales; un incremento en las obligaciones de transparencia de las organizaciones; y la consagración del derecho al olvido, entre otros.

Miguel Riaño

Socio director de Herbert Smith Freehills

  1. Las nuevas relaciones de la zona euro tras la salida de Reino Unido de la UE marcarán las agendas económicas. También hay que prestar especial atención a la promoción de energías renovables, clave en un sector que se encuentra en constante crecimiento. Por otra parte, debemos seguir mirando hacia el exterior: España es un país atractivo para la inversión extranjera.
  2. Uno de los retos legislativos clave es el impulso de la figura del arbitraje para situar a España al nivel de nuestros vecinos europeos. La remisión a resolución alternativa de conflictos, especialmente en el marco de grandes proyectos internacionales y operaciones que involucran a distintas jurisdicciones, dinamizará la inversión y el desarrollo de proyectos y hará más atractivo el mercado español. También será necesario ahondar en la regulación de todos los extremos que se están viendo afectados por el boom tecnológico: propiedad intelectual o industrial, relaciones laborales, nuevas fórmulas de negocio, ciberseguridad, comercio electrónico, etcétera.