La organización Women in a Legal World entrega sus premios por la igualdad

06/11/2019

 

La organización Women in a Legal World entregó sus premios el pasado 30 de octubre en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid. Ambientado para la ocasión, el espacio resultó un marco espectacular en el que los más de 200 asistentes disfrutaron tanto de la ceremonia de entrega, como de un cóctel posterior.

 

Durante el alcto, Marlen Estévez, presidenta de la organización, señaló la importancia de unos premios como estos para reconocer a las mujeres que han contribuido a visibilizar el talento femenino y que servirán de inspiración para otras generaciones de mujeres. Asimismo, subrayó que se trata de una lucha que necesita de la colaboración de los hombres: “esto es responsabilidad de todos, no nos podemos permitir perder tanto talento”. Para ello, Estévez hizo hincapié en la necesidad de promover legislación que elimine los obstáculos en las carreras profesionales femeninas para así hacer efectiva la igualdad entre ambos géneros.

 

El momento más emotivo de la velada lo protagonizaron las ganadoras del “Premio WLW a los Valores”: las 27 mujeres diputadas del Congreso y el Senado que votaron la Constitución de 1978. Soledad Becerril, portavoz del grupo premiado, fue la encargada de recoger el galardón de la mano de Isabel Tocino, consejera del Banco Santander, consejera de Estado y exministra de Medio Ambiente. Además de mostrar su "más sincero agradecimiento", Becerril hizo referencia al “profundo cambio para bien que la sociedad ha experimentado en los últimos años” en lo que respecta a la igualdad de género. No obstante, y como recordó la jurista, la lucha no ha terminado, y muchas mujeres aun tienen que pelear en la actualidad “derechos tan básicos como ir a la escuela”.

Al acto acudieron además Juana Arce, Elena Moreno, María Izquierdo, Dolores Pelayo, María Teresa Revilla y Nona Vilariño. De los cuatro premios otorgados fue el más ovacionado, manteniendo a todo el auditorio en pie y aplaudiendo durante varios minutos.

En este contexto, Estévez homenajeó especialmente la acción de estas mujeres, que aunque militaran bajo distintas siglas políticas, todas ellas coincidieron en su afán por defender y hacer efectivos los derechos de las mujeres. “Gracias a su determinación y coraje, 41 años después, ya son cerca de 200 las mujeres presentes en las dos Cámaras parlamentarias de nuestras Cortes Generales”, señaló.

 

Premio de Honor y Mujer del Año

 

María Emilia Casas Baamonde, magistrada del Tribunal Constitucional, recibió el Premio de Honor, que destaca la trayectoria profesional de mujeres de reconocido prestigio que han contribuido a la promoción de la visibilidad de las mujeres. Además de mostrar su agradecimiento, Casas recalcó especialmente el positivo desarrollo que se ha experimentado del artículo 14 de la Constitucion española. Sin embargo, indicó que “no hay que cerrar los ojos porque se debe seguir luchando en democracia, desde la escuela y por los derechos de las mujeres. Aún queda camino.”

El “Premio WLW a la Mujer del Año” recayó en Rosario Silva, primera mujer Abogada del Estado en 1978 y actual vicepresidenta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Silva, que recibió el premio de manos de Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), subrayó la importancia que ostenta hoy en día la institución gubernamental comunitaria y la necesidad de mantenerla.“La UE es una comunidad de derechos que garantizan los tribunales. Por eso, os pido que no os canséis de apoyar una Unión cada vez más fuerte”, aseveró.

 

Políticas de igualdad

 

Finalmente, el “Premio WLW a la Igualdad” se lo llevó el Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) por sus políticas y programas de diversidad e igualdad desarrollados por una organización empresarial. María Eugenia Gay, decana del colegio y encargada de recoger el premio entregado por María Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado, ha reconocido las mejores, destacó la “lucha histórica que ha llevado la institución catalana en favor de los derechos de las mujeres”.

En los últimos años, el ICAB ha desarrollado un Plan de Igualdad del que han nacido iniciativas como las de la campaña #CadaDíaEs8deMarzo en el marco de las cuales se celebró el congreso Women, Business & Justice. Además, se constituyó la Comisión delegada para la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas estableciendo como foco de atención el objetivo número cinco: la igualdad de género.

Para clausurar la jornada, Carlos Lesmes destacó “la profesionalidad de las premiadas” y resaltó el inmenso valor que aporta al mundo jurídico un papel femenino "que no hemos sabido destacar". A esto se le suma el hecho cada vez más palpable de que la judicatura está siendo progresivamente conquistada por el talento femenino: hoy en día, más del 50% de la carrera judicial está formada por mujeres y, sin ir más lejos, la última promoción estuvo formada por 188 jueces; 134 ellas y 54 ellos.

 


PROMOCIONANDO EL TALENTO FEMENINO


La asociación Women in a Legal World nace como una red de colaboración de mujeres que persigue contribuir a dar mayor visibilidad a profesionales valiosas, ayudándoles a incrementar su prestigio y notoriedad, con la finalidad de que se conviertan en referentes y, en última instancia, facilitar su incorporación a los órganos de dirección de los despachos, empresas e instituciones. Para alcanzar los objetivos que nos hemos marcado necesitamos mujeres con un perfil profesional potente que nos ayuden, por una parte, a visibilizar el gran nivel que tienen muchas profesionales del Derecho, y por otra a inspirar a otras juristas e incluso a jóvenes estudiantes que ni se plantean siquiera competir para ser las mejores, porque son conscientes de que arriba llegan muy pocas y de que todas ellas son extraordinarias.