Hacienda multa con un mínimo de 10.000 euros las cuentas en el extranjero no declaradas

31/01/2019

Tienen que declararlas quienes sumando todos sus depósitos fuera de España lleguen a 50.000 euros

 

La Agencia Tributaria avisará en la próxima campaña de la Renta a los contribuyentes que tienen abiertas cuentas en el extranjero de que las conoce. Es consecuencia del intercambio automático de información financiera y fiscal que impulsó la OCDE por el que unos cincuenta países comparten información bancaria.

La profesora de fiscalidad en el Master de Banca y Finanzas de la UPF Barcelona School of Management, Carmen Jover apunta que tienen que declararlas, en el modelo 720, quienes sumando todas sus cuentas corrientes fuera de España sumen 50.000 euros e insiste en que la obligatoriedad se inicio en el ejercicio del 2013, y tenían que haberse declarado las cuentas de 2012.

 

“En 2013 la Agencia Tributaria presentó el modelo 720 de declaración de bienes en el extranjero para declarar las cuentas corrientes que estuvieran situadas fuera de España, no haberlo hecho conlleva multas elevadísimas. Lo que hace la Administración ahora es advertir que tiene los datos”, señala.

“Las sanciones por no haber presentado el 720 en plazo o no haberlo presentado si lo detecta la Agencia Tributaria son elevadísimas. Por falta de presentación son 5.000 euros por dato o conjunto de datos, que incluye desde calle, provincia y país del banco con un mínimo de 10.000 euros”, argumenta Jover. “Por presentarla fuera de plazo, añade, la multa es de 100 euros por dato con un mínimo de 1.500 euros.

La profesora de fiscalidad agrega que hay un artículo en la Ley de Renta y en la de Sociedades que estipula que si la Administración Tributaria encuentra a un contribuyente un bien en el extranjero no declarado se le imputa en la base imponible general del IRPFo en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades, más antigua con una sanción del 150% y sus correspondientes intereses de demora.

Matiza Jover que una situación distinta es la de quienes abrieran una cuenta en 2018, ya que el modelo 720 recoge la fecha de apertura de la cuenta, si alguien la abrió el año pasado, la primera vez que tiene que hacer la declaración por el modelo 720, será en 2019.

“Con este anuncio, la Agencia Tributaria da un aviso a navegantes. Antes podía no enterarse si el contribuyente no se lo comunicaba, ahora ya lo sabe y es importante recordar que la prescripción de las deudas tributarias es de cuatro años”, recalca Jover.

La profesora puntualiza que aunque el derecho de la Administración para exigir las deudas tributarias prescribe a los cuatro años, en el caso de no haber declarado un bien en el extranjero a través del modelo 720 y ser descubierto por la Administración, no hay prescripción aunque la cuenta esté abierta desde hace 20 años, a no ser que pueda demostrar que ese bien en el extranjero fue adquirido con renta declarada o que cuando se adquirió tenia la condición de no residente en territorio español.

“Es la única norma de nuestro sistema tributario que no contempla la prescripción. En febrero del 2015, la Unión Europea dio un plazo de dos meses al estado Español para que modificara esta norma, entre otras cosas, por la no existencia de prescripción. Pero hasta hoy no ha habido ninguna modificación, y en estos momentos se encuentra recurrida ante en Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Veremos que es lo que finalmente Sentencia”, afirma.

 

Font i Foto: La Vanguardia