Cuánto cuesta acudir a un arbitraje internacional

27/09/2017

Las estadísticas sitúan en una media de dos millones de euros los gastos de resolver un conflicto en una corte internacional, mientras que los laudos reflejan un coste real que puede superar los 8 millones.

Predecir los costes legales sigue siendo el gran reto al que se enfrentan las asesorías jurídicas de las empresas, obligadas, como el resto de departamentos de la compañía, a responder de un presupuesto. Los gastos son también una variable a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones cuando surge algún problema de inversión. ¿Compensa acudir a una corte de arbitraje internacional?¿Es mejor resolver el conflicto en los tribunales locales?

Los expertos en arbitraje utilizan tres argumentos para defender esta vía: la seguridad jurídica que ofrece, ya que las resoluciones son vinculantes; rapidez en la resolución del conflicto, pues existen menos instancias y la tramitación es bastante ágil; y los menores costes económicos.

La primera tesis es la más incuestionable. Acudir a la Corte de París (Cámara de Comercio Internacional) o al Ciadi (Banco Mundial) es la única forma de acceder a una jurisdicción global, sobre todo en conflictos transoceánicos donde haya gobiernos implicados. Además, los laudos son de obligado cumplimiento. En el caso del Ciadi, entre los fallos emitidos desde 2011 hasta ahora, sólo se recurren 2 de cada diez. Y de estos, menos del 20% es anulado o modificado parcialmente.

En cuanto a la agilidad de los procesos, también es cierto que, por norma general, los plazos son más breves que en los tribunales ordinarios y se llega antes a una conclusión. Dependiendo de la complejidad del proceso, la media puede estar en unos dos años, aunque algunos se resuelven mucho antes. Aunque también hay excepciones. En estos momentos, el asunto más longevo sin resolver del Ciadi se remonta a hace 16 años. Se trata de una disputa entre la antigua Enron y el Gobierno argentino.

Sin embargo, a la hora de hablar de los beneficios económicos de acudir al arbitraje, existen más dudas. Una consulta sencilla a la web de la Corte de la Cámara de Comercio Internacional, ofrece un precio estimado de 802.600 dólares (681.000 euros) para un arbitraje ordinario de una cuantía de 130 millones de euros con tres árbitros.

Aun así, la institución ya avisa de que este precio es orientativo y no vinculante, y que la Corte es libre para fijar unos honorarios diferentes, tanto al alza como a la baja. De hecho, advierte de que es algo que "ocurre con frecuencia".

Además, esta cantidad sólo incluye las tarifas de los árbitros y los gastos administrativos. Sin embargo, si el tribunal incurre en otro tipo de costes, éstos no están incluidos. Tampoco se tiene en cuenta el precio del asesoramiento legal de cada una de las partes, ni las cargas asumidas en función de las pruebas periciales que haya que aportar o el número de testimonios.

Entonces, ¿cuánto cuesta realmente? Según datos del Chartered Institute of Arbitrators (Ciarb), la media en los últimos años se ha situado en torno a los dos millones de euros. Sin embargo, la realidad de algunos procesos supera con creces esta cifra, hasta multiplicarla por cuatro.

Un ejemplo es el último arbitraje internacional en el que se ha visto España, que actualmente acumula casi una treintena de reclamaciones de fondos de inversión por la modificación de la normativa en el sector de las renovables. En el primer laudo dictado, sólo los costes del propio Ciadi ascienden a cerca de un millón de dólares.

La factura del presidente del tribunal ascendió a 278.000 dólares (235.796 euros), incluyendo sus honorarios y los gastos en los que incurrió durante el proceso (como viajes). A esta cifra hay que sumar el coste de los otros dos árbitros. Uno ascendió a 150.541 euros y el segundo a 105.172 euros.

El Ciadi ingresó como gastos administrativos poco más de 80.000 euros. Además, también cuenta con una partida denominada gastos directos, que ascendió a 238.000 euros y que, según explica en el propio laudo, incluye el servicio de mensajería internacional para comunicar el fallo a las partes, la impresión y copias del mismo.

A esta cantidad, hay que sumar los gastos legales que reconoce cada una de las partes: 4,3 millones de libras (demandante) y 2,9 millones de euros (demandado). A un cambio de divisa constante, todo el proceso está valorado en cerca de 8,5 millones de euros.

En este caso, el fondo logró un laudo a su favor por 128 millones de euros, es decir, el coste total del proceso supuso un 4% de la cantidad que estaba en juego.

Otro factor a tener en cuenta es el reparto de las costas. Por ejemplo, en este caso, el Ciadi estableció que cada uno se hiciera cargo de su parte. Sin embargo, las normas de esta Corte dejan total discreción al tribunal a la hora de distribuir los gastos, por lo que cabe la posibilidad de una condena a que una de las partes sufrague todo el arbitraje.

 

 

 

Font i Foto: Expansion.com