Cómo preparar un juicio con jurado: el abogado debe ser explicativo y emocional

24/09/2018

Las técnicas de persuasión priman sobre el discurso erudito

Conviene utilizar la posibilidad de recusar sin motivo a cuatro miembros

 

 

a oposición de la defensa de Ana Julia Quezada, presunta asesina del pequeño Gabriel Cruz, a que su caso sea examinado por un jurado popular ha reabierto el debate sobre si es una figura adecuada para administrar justicia o si, por el contrario, está demasiado condicionado por el entorno social.

Enfrentarse, sea como defensor o como acusador, a un juicio con jurado condiciona por completo la estrategia procesal de un abogado. De hecho, datos del Consejo General del Poder Judicial indican que el 90% de las sentencias dictadas por estos tribunales son condenatorias, porcentaje que se eleva hasta el 97% en casos de violencia sobre la mujer.

El jurado solo está presente en el orden penal y respecto a los delitos tasados en la ley, como homicidio, asesinato o amenaza, entre otros. Las diferencias con un procedimiento ordinario se manifiestan en el juicio oral, en donde nueve ciudadanos legos en derecho son los encargados de emitir veredicto.

Elegir bien

La selección del jurado es una de las primeras tareas en las que el letrado debe desplegar su plan estratégico. La ley del jurado permite recusar, sin motivarlo, hasta cuatro candidatos por parte de la acusación y otros cuatro por las defensas.

 

Font i Foto: cincodias.elpais.com